¿Cómo tratar naturalmente la psoriasis de un bebe ?

list En: mama y bebe Le: favorite Golpear: 823

¿Cómo tratar naturalmente la psoriasis de un bebe ?

 

La psoriasis es una afección cutánea benigna y una enfermedad inflamatoria muy común que causa picazón o parches dolorosos de piel engrosada y enrojecida con escamas plateadas. Al manifestarse de diversas formas, esta enfermedad afecta mucho el sistema inmunológico de la persona que lo padece ,sobre todo en la edad adulta.

 

Sin embargo, la psoriasis infantil es la más común hoy en día. Si usted es padre, es muy natural estar preocupado por el futuro de su hijo. Aunque no existe un tratamiento definitivo para esta enfermedad, hay muchas otras opciones para tratar la psoriasis, soluciones naturales que no son tóxicas para su bebé. Pero antes de examinar estas soluciones eficaces, conviene saber un poco más sobre esta enfermedad cutánea.

Psoriasis: ¿qué es?

La psoriasis se puede definir  como una afección cutánea causada por una disfunción del sistema inmunitario. Esta irritación suele manifestarse como una inflamación que va acompañada de una aceleración excesiva de la renovación celular de la piel. Esto da lugar a una erupción cutánea (o piel seca) que provoca manchas rojas en la piel.

 

Además, las manchas de psoriasis tienden a extenderse sobre distintas partes del cuerpo. En los niños, estas manchas tienen el mismo aspecto que en los adultos. Se denominan "eritemas" y están cubiertas por una costra adherente. Las manchas están delimitadas y afectan una mayor parte del cuerpo, siguiendo un patrón simétrico. Sin embargo, un bebé puede contraer psoriasis del cuero cabelludo, que puede dejar algunas secuelas.

 

También hay que tener en cuenta que la psoriasis es una enfermedad autoinmune de la piel. ¿Cómo funciona? La piel interpreta el roce prolongado de la piel como una agresión, de la cual se protegerá produciendo unas células llamadas "escamas". Por eso la psoriasis puede localizarse fácilmente en zonas de roce como los codos. Pero los especialistas le dan un nombre específico dependiendo de la zona descubierta.

 

¿Cuáles son las diferentes formas de psoriasis?

 

Dependiendo de dónde se desarrollen, las afecciones cutáneas reciben nombres diferentes. Es el caso de la psoriasis en el cuero cabelludo. Se le dice así a esta enfermedad de la piel cuando los brotes de manchas rojas en el cuerpo se hacen más visibles. A veces se trata de glándulas sebáceas que cubren todo el borde de la frente. También se ve afectada la dermis de esa parte del cuerpo.

 

Por supuesto, existen diferentes tipos de esta enfermedad que es bastante común, tanto de formas graves como leves. Pero la forma más común es la psoriasis en placas. Es muy común sobre todo en los niños. La psoriasis en gotas es más rara y aparece en forma de pequeñas gotas redondas.

 

Psoriasis de pliegues: Se caracteriza por manchas rojas sin escamas. Aparecen sobre todo en los pliegues del cuerpo, como las axilas o el ombligo. Dejan efectos secundarios no deseados para el bebé.

 

Psoriasis palmoplantar: se desarrolla en las palmas de las manos o bajo las plantas de los pies. En su forma más grave, puede convertirse en "psoriasis pustulosa". En otras palabras, las lesiones por rascado van acompañadas de pústulas amarillentas. A menudo se confunde con infecciones fúngicas.                                                                                                           

 

Psoriasis eritrodérmica: puede adoptar la forma de pústulas rojas que se extienden por todo el cuerpo. Los síntomas también incluyen dolores como fiebre y temblores.

 

Artritis psoriásica: es una de las formas en que la enfermedad afecta a las articulaciones desde dentro. Algunos pacientes sufren reumatismo o sobreinfección. Esta enfermedad puede provocar impétigo.( infección de la piel que puede llegar a producir ampollas en todo el cuerpo, aunque por lo general se localizan alrededor de la nariz o la boca)

 

Teniendo en cuenta estos diferentes casos de psoriasis, los médicos pueden identificar las causas de la enfermedad en los niños. Sin embargo, existen muchas causas.

 

¿Cuáles son los factores que intervienen en el desarrollo de la psoriasis?

 

En los bebés entran en juego varios factores. La predisposición genética es el primer factor que hace que un bebé sea susceptible de desarrollar la enfermedad. En algunos casos, son los padres (los primeros afectados) los que transmiten la enfermedad a su hijo.

 

Además, esta afección cutánea suele desencadenarse por un determinado estrés o choque emocional. Puede llevar a una agresión de la piel que dará lugar a una dermatitis contagiosa, y de ahí el bebe se convierte en la víctima de la afección .

 

Otro de los factores son los problemas de salud. A diferencia de las razones genéticas, los problemas digestivos de nacimiento pueden provocar brotes de psoriasis. De hecho, los primeros ataques de psoriasis se pueden producir en los bebés.

 

Los productos cosméticos también pueden convertirse en causas de la enfermedad. Al aplicar regularmente, pomada o crema hidratante a un bebé, éste se verá expuesto a: picores, rascado constante, dermatitis seborreica, alérgenos o trastornos cutáneos.Y en el peor de los casos, el bebé puede desarrollar un eczema.

 

Además, hay que tener en cuenta que la psoriasis es una enfermedad contagiosa.Y puede afectar a las membranas mucosas y provocar psoriasis artrítica.

 

Durante el curso de la enfermedad se observan enrojecimientos. Más adelante, el niño desarrollará infecciones estreptocócicas. Aunque ciertos medicamentos, pueden desencadenar infecciones bacterianas en la piel sensible de la persona afectada. Las heridas se multiplican y provocan una quemadura que puede llegar a ser permanente. Por lo tanto, hay que tomar ciertas medidas para que el bebé tenga una vida más tranquila.

 

¿Cuál es el tratamiento de la psoriasis en los bebés?

 

¿Qué tratamiento farmacológico debería elegir para aliviar mi psoriasis? 

 

Esa es la pregunta que suelen hacerse las personas afectadas de psoriasis . Pero ya no tienen de qué temerle a esta enfermedad. Como ya hemos dicho, hay muchas formas de tratarla.

 

De hecho, un dermatólogo podrá ofrecerle tres tipos de métodos para tratar la psoriasis.Primero es la consulta preventiva, en la que se habla con los padres. El segundo es el tratamiento local. Se trata de actuar directamente sobre la piel reduciendo las lesiones dejadas por la enfermedad psoriásica. El último método es un tratamiento general para combatir la inflamación actuando sobre el factor responsable de la enfermedad.

 

¿ La consulta preventiva de que se trata ?

El objetivo de esta consulta es sobre todo, tranquilizar a los padres y explicarles la enfermedad y las opciones de tratamiento. No se sorprendan si el tratamiento es muy diferente al del adulto. El tratamiento facilitará la vida del niño. Por ejemplo, le permitirá llevar una vida más normal en la que podrá evitar las burlas e ir a clases de natación .

 

La importancia de esta relación "médico-niño-padres" es importante en el cuidado del niño. Permite a la familia comprender la psoriasis, intervenir en la elección del tratamiento, y garantizar una buena adherencia al proyecto terapéutico.

 

 

Tratamiento local de la psoriasis

 

A este nivel, se propondrán diversas soluciones posibles para aliviar directamente las zonas afectadas por la psoriasis en el bebé.

 

Por ejemplo,la aplicación de pomadas será muy útil. Estos tratamientos anti-inflamatorios están diseñados para calmar a la persona con irritación y regular la renovación celular. Nuestro gel limpiador 100% natural es muy adecuado para la psoriasis en bebés. No contiene cortisona y está formulado con extracto de llantén Menor para captar el óxido nítrico responsable de la inflamación y calmar la piel del bebé. También recomendamos duplicar la acción del gel limpiador con la crema corporal.

 

La exposición (moderada) al sol activa la producción natural de vitamina D y reduce el dolor de la lesión. No obstante, debe seguirse el consejo de un especialista para evitar efectos secundarios en el bebé.

 

Tratamiento general de la psoriasis

De nuevo, existen diferentes tipos de tratamiento. Con la ayuda de un especialista o médico, se puede recurrir a inmunosupresores orales para regular las células.

 

Si el niño tiene una psoriasis muy grave, puede utilizarse el método del metotrexato. Este tratamiento contra la psoriasis, que debe evitarse, se administra por vía oral o mediante inyección. Reduce la hiperactividad de las reacciones inflamatorias. Sin embargo, un médico cualificado debe aconsejarles correctamente para evitar errores durante el tratamiento.

 

Aparte de estos tratamientos, el tratamiento más recomendado para la psoriasis es el tratamiento natural. A pesar de que mucha gente no está interesada en este tipo de tratamiento, es de lejos lo mejor y más seguro para la salud del bebé. Utilizando ciertas plantas, entre ellas el llantén Menor. Por ello, es aconsejable consultar antes de tomar cualquier decisión.

 

También es importante recordar que existe un tratamiento prescrito para cada tipo de psoriasis. Este tratamiento está adaptado para aliviar los ataques y reducir el picor o incluso el enrojecimiento. Y así podrán disfrutar de largos periodos de paz y tranquilidad.

 

¡Una cura garantizada para el bebé!

Es importante recalcar que la psoriasis no es una enfermedad que no pueda curarse. Todavía no existe una solución definitiva para esta enfermedad. Sin embargo, la naturaleza ofrece remedios para aliviar las molestias y permitir que las víctimas recuperen las ganas de vivir tranquilamente.

 

Si éste es el caso, no duden en consultar a un médico en cuanto note los signos de la psoriasis en su hijo.

 

 

 

 




Relacionados por Etiquetas

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre